Desde niña me ha fascinado pintar y escribir. Siempre me ha gustado inventar historias, sumergiéndome entre las letras, volcando todos los sentimientos y emociones que llenan mi alma.
Cuando dibujo o pinto es como si intentara narrar algo. Cada cuadro es para mí una pequeña historia, la forma de retener en una escena todo un sin fín de acontecimientos, narrados a través de mezclas de colores.
Muchas de las historias que acompañan a mis pinturas son inventadas, los sentimientos que reflejo en ellos son totalmente autenticos. Todas son fruto de un impulso que un día, en un instante mágico, sintió mi alma.
Compartir tanto unas como otros es un placer que me llena de gozo.

miércoles, 26 de diciembre de 2007

LA RUEDA DE LA VIDA


Siempre me han gustado las fotos. Ahora es habitual tener una cámara a mano y fotografiar todo aquello que se nos antoje y tenemos fotos de nuestros hijos y familiares de todas las posturas y en todas las situaciones imaginables, pero no hace tantos años no era así, con un poco de suerte se conseguía fotografiar algunos momentos importantes. Cuando era niña mi madre tenía una caja de cartón donde guardaba aquellas fotos, todas en blanco y negro y en las que a veces costaba trabajo identificar a la persona en cuestión. Esa caja era guardada y custodiada como un tesoro y solo conseguía que me la dejara alguna que otra vez que me encontraba enferma y tenía que guardar cama. Entonces me ganaba, después de asegurar que las cuidaría, el privilegio de mirarlas, tocarlas… y yo pasaba las horas entretenida preguntando quien era aquel señor que estaba con mi padre vestido de soldado o aquella señora ataviada con un vaporoso vestido, y cuya cara me resultaba conocida, que posaba al lado de otra, más mayor y gruesa…Mi madre me explicaba una y otra vez las historias de todos los que aparecían en las fotos y así yo podía acercarme un poquito a cada uno, la mayoría desaparecidos antes de que yo naciera.

Ya mayor siempre he tenido mi propia caja de fotos porque aunque ahora hay a nuestro alcance libros para tenerlas clasificadas a mi siempre me ha gustado tenerlas como las tenía mi madre, mezcladas en la caja, a la que he ido añadiendo las que con los años he ido heredando de mi madre o de mis tíos y abuela. Me gusta ir cogiéndolas al azar, de forma que lo mismo coges y miras una de alguien desaparecido hace tiempo que otra de un pequeñín que acaba de nacer.

Me gusta jugar con el tiempo, verlo como esa caja de fotos donde todas están juntas, las de los vivos con las de los muertos, las de blanco y negro con las de color. De esa forma todas las historias que contienen están al alcance de la mano, en la misma línea temporal, al fin y al cabo las historias de los antepasados se mezclan con las de los presentes, sin los primeros no existirían los segundos…

Pienso que la vida es una rueda donde unos se van y otros vienen, los espíritus de los ancianos desaparecidos vuelven en los cuerpos de los recién nacidos. La vida se renueva una y otra vez, los nietos se parecen a los abuelos, o a los bisabuelos. Gran parte del espíritu de nuestros antepasados se queda con nosotros, atrapado en nuestros recuerdos, recordándonos quienes somos y de donde procedemos.

Aún me sigue gustando hurgar en la caja de fotos y saborear los recuerdos que me traen las figuras atrapadas en ellas. Un día encontré ésta de mi querida abuela María en la que sostiene en brazos a uno de sus biznietos, ahora ya convertido en hombre, y me hizo reflexionar sobre todo esto. Ella, ya casi ausente, desgastada y vencida por los años, él despertando a la vida. Ahora aquel niño, convertido en hombre tiene sus propios hijos y la rueda continua…

Aquél día no me pude resistir e intenté contar la historia a mi manera así que tomé un lienzo y mis pinceles…

jdiana

4 comentarios:

Sibyla dijo...

Hola Jdiana, he seguido la huella que dejaste en mi blog,y me he permitido hurgar en el tuyo, como quien hurga en una antigua caja de zapatos, y me he encontrado con una persona sensible, artista y creadora.
Si te parece bien, nos seguimos leyéndonos!
Un abrazo desde el Sur!

Aurora dijo...

hola josefina, que preciosa historia de un hermoso cuadro. Yo tambien las tengo en una caja y voy añadiendo y hace pocos dias sabes cual he puesto... la tuya. besitos

Josefa dijo...

Ayer mismo viendo mi albun de fotos pensé que casi me gustaba mas tenerlas en una caja e ir viendolas tal como las iba encontrando, ahora al leer este escrito, he pensado en no ordenarlas en un tiempo.Y tenerlas
así, para que mis nietas las busquen.
Gracias por pasar por mi humilde Blog.

Josefa dijo...

¡FELIZ AÑO!