Desde niña me ha fascinado pintar y escribir. Siempre me ha gustado inventar historias, sumergiéndome entre las letras, volcando todos los sentimientos y emociones que llenan mi alma.
Cuando dibujo o pinto es como si intentara narrar algo. Cada cuadro es para mí una pequeña historia, la forma de retener en una escena todo un sin fín de acontecimientos, narrados a través de mezclas de colores.
Muchas de las historias que acompañan a mis pinturas son inventadas, los sentimientos que reflejo en ellos son totalmente autenticos. Todas son fruto de un impulso que un día, en un instante mágico, sintió mi alma.
Compartir tanto unas como otros es un placer que me llena de gozo.

domingo, 22 de febrero de 2009

GRACIAS PAPA


Estos son mis padres. De esta pintura puedo contar muchas historias.

En estos días se han cumplido diez años de la muerte física de mi padre.

Mi padre pasó por este mundo de las formas sin que prácticamente nadie supiese apreciar la verdadera esencia de su ser. Lo conocimos como un hombre de carácter agriado y malhumorado. Sus últimos meses fueron callados, tortuosos. Recuerdo su mirada y se me encoge el alma. Su boca enmudeció ante la enfermedad pero sus ojos, ¡ay! Sus ojos decían tanto…..

Cuando se fue, con su ausencia, me mostró quien en realidad era, UN SER UNICO E IRREPETIBLE.

Desde aquél soleado día de febrero en que entregamos su cuerpo marchito a la fría tierra su espíritu cálido y lleno de vida me ha acompañado en silencio. Me ha mostrado el camino ayudándome a despertar.

Aquel día, en que, aparentemente, todo debía ser tristeza, en el camino al cementerio un sol radiante brillaba en el azul cielo inundando de vida mi corazón. Entonces me sentí culpable por esas emociones, por no sentirme destrozada como el resto de la familia, ¿Cómo podía sentirme tan llena de vida y confortada si mi padre acababa de morir?.

Más tarde lo he ido comprendiendo. Su cuerpo estaba vencido, marchito, pero su espíritu, fuerte, imperecedero, nos abrazaba calidamente. Se comunicaba conmigo, en silencio, como nunca lo había hecho en vida, confortando mi corazón, mostrándome un camino en que antes nunca había reparado.

Su partida de este mundo me mostró la existencia de la vida eterna.

Nunca le he echado de menos porque desde entonces su esencia ha estado conmigo, más cerca quizás de lo que estuvo en vida. Su sonrisa eterna abraza mi alma y me conduce amorosamente por senderos de descubrimiento y aprendizaje. Sus manos me guían, su luz ilumina mi oscuridad.

Hoy, aquí y ahora, siento que estás conmigo y deseo expresarte todo el amor y la gratitud que siento por ti.

Mi madre aún está con nosotros. Ella, aunque de forma totalmente diferente, también es mi maestra, pero esa… es otra historia.


jdiana

6 comentarios:

HADA ISOL dijo...

Que hermosa pintura y cuanto amor sientes por tu padre,como no sentirlo si te ha dejado tanto! este es un post maravilloso que me llena de orgullo hacia tu padre,y me deja una enseñanza muy grande,un abrazo!

Estrella del mar dijo...

BELLA PINTURA...elogiar a tus antepasados FELICITACIONES.


abrazos

Estrella del mar dijo...

BELLA PINTURA...elogiar a tus antepasados FELICITACIONES.


abrazos

Josefa dijo...

El mejor homenaje a nuestros padres es recrdandolos con cariño.
Un beso.

Maria Rosa dijo...

Bellisima pintura, con un relaro fascinante que te transporta hacia el mas alla, yo tambien siento la presencia de los seres mas queridos que no estan fisicamente. Es una sensación, muy especial y hermosa.
Gracias por visitarme, nos veremos mas a menudo
Un abrazo
María Rosa

goloviarte dijo...

aquiestatublog cumple año y medio,por eso te doy las gracias por participar con tu blog en mi modesta aventura,
ademas ahora se pueden comprar mis cuadros en http://goloviarte.blogspot.com
espero que no te moleste esta información,gracias